/Por qué crear un proyecto de vida en las personas con Síndrome de Down.

Por qué crear un proyecto de vida en las personas con Síndrome de Down.

Para el desarrollo feliz y autónomo de las personas con Síndrome de Down en su vida adulta, resulta imprescindible plantear desde la infancia un proyecto de vida que facilite su independencia y autonomía.

Factores como el entorno, los apoyos y el fomento de las capacidades con los que cuentan los niños con Síndrome de Down, resultan imprescindibles para planificar un proyecto vital para su etapa adulta.

En el artículo de hoy os explicamos por qué planificar un proyecto de vida para las personas con Síndrome de Down es tan importante.

Vida adulta, activa e Independiente.

En los últimos años, una de las mejores noticias que podíamos recibir, es que la esperanza de vida de las personas con Síndrome de Down se ha incrementado.

Este hecho remarca la importancia de que las familias deben colaborar para crear y fomentar un proyecto de vida para los menores, con el fin de obtener una vida adulta feliz, saludable y satisfactoria.

Para esto, es imprescindible que la persona con síndrome de Down se desarrolle como un sujeto activo, independiente y autónomo, que sea capaza de tomar sus propias decisiones y adaptarse a su entorno con soltura.

En definitiva, se debe dejar de lado la idea de que las personas con Síndrome de Down deben de ser cuidadas y empezar a plantear una vida en la que estas creen su propia identidad y se sientan realizadas.

Educación en autonomía para niños con Síndrome de Down.

Para lograr una vida adulta, resolutiva y totalmente controlada por la persona con Síndrome de Down, es muy importante formarla desde la infancia y ofrecerles confianza plena para que solucionen problemas reales.

Para muchos padres, es muy complicado no sobreproteger a sus hijos con Síndrome de Down, no obstante, enfrentarse a los problemas del día a día, es esencial para que desarrollen sus capacidades al 100%.

Más allá de los contenidos ejercidos en la escuela, aprender nuevas habilidades junto con sus amigos y familiares a la vez que solventan necesidades reales a través de ejercicios prácticos resulta muy enriquecedor para su crecimiento personal.

Algunas situaciones o ejercicios para fomentar este desarrollo son:

  • Plantear ejercicios y juegos de comunicación, donde el menor deba expresarse. Mantener conversaciones y llamar por teléfono también es muy beneficioso.
  • Formar al menor en límites y reglas para evitar conductas indeseadas con los demás, entendiendo lo que está bien y mal.
  • Dejar al niño realizar tareas domésticas y cotidianas como ir a comprar el pan, ordenar el cuarto, atarse los cordones, ducharse…

Os recomendamos leer el siguiente libro sobre la autonomía de los menores.

Desarrollo de las aficiones y habilidades Sociales.

Experimentar, probar cosas nuevas y salir de la zona de confort también ayuda a los menores con Síndrome de Down a incrementar su autonomía.

Conseguir comprenderse a sí mismos, a través de la realización de actividades de recreación personal, como la pintura, el deporte, el cine o la lectura, ayuda a los niños a comprender de manera más abierta el mundo y relacionarse con él de manera mucho más eficaz.

Reforzar vínculos sociales y dejar que los niños consigan sus propias amistades, interfiriendo si hay cualquier clase de problema, resulta esencial para formarlos para encarar situaciones de la vida adulta y contar con el apoyo de los demás.

habilidades sociales y aficiones discapacidad

Autonomía económica de las personas con Síndrome de Down.

Para mantener una vida plena, independiente y libre, las personas con Síndrome de Down deben contar con autosuficiencia económica, algo clave para mantener una vida plena.

Ofrecer una educación íntegra en los menores, que potencie sus cualidades innatas y refuerce las habilidades laborales, es importantísimo para que consigan un empleo en el futuro.

Los niños deben aprender que trabajar es un derecho básico, y que, además, existen asociaciones y personas que les van a ayudar en este ámbito a lo largo de su vida, pero deben de ser capaces de hacer uso de estos recursos.

Conclusión sobre el proyecto de vida de las personas con Síndrome de Down.

No podemos olvidar nunca, que las personas con Síndrome de Down son tan válidas como cualquier otra y pueden hacer cualquier cosa que se propongan.

Ofrecerles una educación y un apoyo familiar que fomente su independencia para la vida adulta es clave en su desarrollo personal.

Desde la Fundación ANAGAN, queremos desearos suerte en este propósito y deciros que podéis contar con nosotros para todo lo que necesitéis.

Juntos, podemos lograr grandes avances ¡Por un mundo más inclusivo!

2023-08-07T09:18:42+00:00